domingo, 28 de diciembre de 2008

FESTEJO DOBLE: 20 AÑOS DEL FESTIVAL

Punto Ogilvy, Agencia del Año del Desachate 2009

(Por Manuela Fernandez Mendy, enviada especial de adlatina.com)- Con una ceremonia ambivalente que atravesó momentos de nostalgia y otros de alegría, Uruguay cerró su festival en el histórico teatro Solís. Conferencias, un jurado extranjero, fiestas y una distendida actitud -que generó admiración en la mayoría de los invitados internacionales- fueron tan sólo algunas de las facetas del Desachate 2009. En la nota, el listado completo de ganadores.

“Estoy seguro de que todos los que están aquí presentes hicieron algo por el Círculo”, confesó en la entrega de premios Esteban Barreiro, presidente del Círculo de Creativos del país oriental y director creativo de Publicis Impetu. Atravesada por un doble festejo que, por una parte celebraba el veinteavo aniversario del Desachate y, por otra, aplaudía una nueva edición del Festival, la ceremonia final del encuentro creativo oriental tuvo sus momentos de melancolía y de festejo.

Una pantalla gigante revivió los veinte años de historia del Festival. Sin palabras y bajo el concepto “tengo una gran idea por siempre”, el mercado uruguayo aplaudió eufóricamente a cada uno de los personajes emblemáticos de su historia. Pero no todo quedaría encerrado en la pantalla. Uno a uno, todos los presidentes que tuvo el Desachate subieron al escenario para recibir su propio “balero”. Esfuerzo conjunto y unificación se plasmarían en el escenario del teatro Solís como broche de oro para lo que fue una nueva edición del festival “de todos”, como lo calificó Álvaro Moré, presidente del encuentro y de Young & Rubicam Uruguay.


Las conferencias

“Definitivamente el festival tiene dos puntos muy fuertes y diferenciados: la premiación y el espacio de aprendizaje que generan las conferencias”, explicó Moré. Fernando Barbella, director creativo interactivo de BBDO Argentina; Guy Mijola, director general de Posture; Tomás Dieguez, representante de Punga Visual; Walter Geer, director de producción digital de la cadena MTV; Pablo Álvarez Travieso y Gonzalo Vecino, directores generales creativos de JWT Argentina; Miguel Olivares, director de La Despensa, y Theresa Rice, directora práctica corporativa de Burson-Marsteller, fueron los encargados de darle el contenido de aprendizaje profesado por los organizadores del festival. “Lo interesante de este año es que todas las conferencias están orientadas hacia lo que se viene en el mercado, eso no es casual si se tiene en cuenta que se está buscando el rumbo en el país”, confesó Leandro Gómez Guerrero, presidente y director general creativo de la filial uruguaya de JWT.

Interacción es la palabra que podría definir fielmente lo que sucedió en las instalaciones del club hotal Casa del Lago durante el 26 y 29 de marzo. “Es realmente fantástico tener la posibilidad de continuar la reflexión iniciada en las conferencias con los propios conferencistas”, resalta Gómez Guerrero. Pileta, asados, playa y cualquier pasillo del hotel se convirtieron en nuevos escenarios de debate y análisis más descontracturado. Allí, estudiantes, jóvenes creativos y referentes del mercado uruguayo intercambiaron entre sí –junto con los invitados internacionales- todo tipo de opiniones sobre la publicidad. “Esto que tiene el Desachate es fantástico. Vos podés ir a la conferencia pero también podés sentarte a comer con un monstruo de afuera. Es otra cosa”, confesó Moré.

El ida y vuelta no fue algo que haya impactado a los uruguayos. “Esto es impresionante, hay un clima de solidaridad y buena onda que me sorprende”, resaltó un distendido Barbella en las cercanías de la pileta –punto social obligado entre conferencia y conferencia-. Por su parte y más radicalizado, Vecino optó por comenzar su conferencia admitiendo: “Lo que pasa acá es algo que Argentina tiene que aprender”.


Desachatarse, ¿un objetivo cumplido?

La humildad de los creativos uruguayos se convirtió, sin lugar a dudas, en el eje de debate del Festival. “Es cierto que nosotros vamos primero con un ‘no’ y después –quizás- lo intentamos. Eso nos limita y nivela para abajo al mercado”, confesó Gómez Guerrero. Sin embargo, cuando se le preguntó sobre la situación actual de la creatividad oriental, el presidente de JWT no dudó. “Estamos parados. Creo que necesitamos creer un poco más en nuestra capacidad”, confesó.

Un pensamiento similar fue el que manifestó Olivares que, además de ser conferencista en el Desachate ofició como jurado. “Está bien la humildad porque es buena. Pero que la humildad no los frente o los haga imaginar que no pueden pensar en cosas más grandes. La humildad debe ser la base para saltar porque si te frena, estás jodido”, explicó el director de La Despensa. Después de varios días abocados al análisis de las piezas locales, el español no titubeó a la hora de analizar la situación coyuntural del mercado uruguayo. “Todo el mundo me iba preparando para que no me ‘asuste’ con las piezas. En algún punto iban desmereciendo a la publicidad uruguaya. Y la verdad es que después de verlas creo que están bien y que están buenas, sobre todo en la categoría de Innovación en medios”, explicó y agregó: “Creo que allí Uruguay puede crecer mucho porque, si bien es un país que no tiene grandes presupuestos, con cosas pequeñas se llega a las grandes”.

El jurado extranjero tiene un doble objetivo. En primer lugar se busca evitar cualquier tipo de favoritismo a la hora de juzgar los trabajos. En un segundo plano, muchos plantean que el objetivo también radica en elevar la vara de exigencia. “La idea de contar con un jurado internacional tiene que ver un poco con poder medir objetivamente la situación del mercado. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este es un festival local y que si queremos medirnos con los parámetros extranjeros entonces mandamos los trabajos afuera. Hay que entender el contexto local”, explicó Moré. En la misma línea de pensamiento, Fernando Sosa, director creativo de La Comunidad y jurado del Desachate, explicó: “Hay que entender cuál es la situación particular del país y evaluar en relación con esas herramientas”. Por su parte, Miguel Olivencia, presidente de la entidad en 1993 y uno de los ex directores más aplaudidos durante la ceremonia de premiación aclaró cuál es su visión sobre el mercado local: “Con lo que se puede hacer en el país creo que hay puntos muy altos. Los uruguayos somos muy negativos y tenemos que reconocer las buenas cosas que se hacen.


20 años de historia

Con el objetivo de consolidar la industria y crecer, un grupo de creativos uruguayos idearon un encuentro anual en el que sin competencia –al menos durante las primeras ediciones- se pudieran generar estímulos y herramientas de aprendizaje. Veinte años después, el Desachate se consolidó como un importante encuentro local que mantiene la idea del crecimiento local. “Este es el primer año en el que no pude estar en todas las conferencias. Pero el Festival siempre nos encuentra a todos unidos y trabajando en la misma línea, eso es algo buenísimo”, directora general creativa de Go y la única mujer que dirigió el Círculo de Creativos de Uruguay en 1998. “Se cumplieron con creces los objetivos y el festival logró mejorar año a año. En ese momento se empezó con muchas dificultades gremiales en las agencias pero el Círculo ha cumplido y triunfado. Se mejoró mucho la calidad de los eventos y ha aumentado mucho su poder de convocatoria. Definitivamente logró un reconocimiento internacional”, confesó Olivencia.

Orgulloso y emocionado, Barreiro festejó los logros con sus colegas y aseguró: “El Desachate es una actitud. Nunca vamos a decir que ya estamos desachatados porque siempre vamos a necesitar desachatarnos un poco más”.


Wikio


Fuente: Adlatina

No hay comentarios: