jueves, 9 de julio de 2009

Los hombres, las mujeres y el momento del cortejo 2


Una vez recibí un mensaje de texto que decía algo así: “Hola Manu, ¿cómo estás? Dan un ciclo de cine japonés con música en vivo en un cine under del centro. Te paso a buscar y vamos a cenar”.

¿Lo irónico? Lo recibí mientras dormía una siesta con mi por entonces novio. El enviador de mensajes desubicados y yo no habíamos intercambiado ningún tipo de conversación que le hubiera dado la idea de que me podía mandar semejante mensaje.

No hay comentarios: