jueves, 26 de noviembre de 2009

Travesuras de un infante, vol I

Después de la decimonovena cagada del día, decidí indagar cuáles eran los motivos detrás del travieso comportamiento de hermano menor que, por entonces, tendría cuatro años.


m.: "Mateo, ¿qué es lo que pensás cuando hacés estas cosas?"
Mateo: "Es que no soy yo, son mis partes"


No hay comentarios: