viernes, 15 de enero de 2010

Aprendizaje


Decirle hippie a un hippie es una sentencia de muerte.

No hay comentarios: