domingo, 24 de enero de 2010

¿Por qué el Papa le sugirió a los sacerdotes un desembarco inmediato en la web?

LA LLEGADA AL NUEVO MUNDO Y EL TEMOR DE LO DESCONOCIDO

El Vaticano tardó 504 años en referirse, en un cuestionado mea culpa, a la Inquisición. Sus palabras, poco elocuentes si se comparan con el listado de crímenes de lesa humanidad cometidos bajo el amparo de la fe, sostenía un medido repudio a los “errores de exceso” y al uso de la “intolerancia y la violencia en servicio de la verdad”.

Diferente suerte tuvieron las campañas militares a Tierra Santa –más conocidas como las Cruzadas- que recién obtuvieron una ínfima mención papal novecientos años después. En 1995, el Vaticano celebró el ímpetu de los hombres que viajaron para cuidar sus convicciones pero advirtió que sus beatos deberían darle gracias a dios por su capacidad de diálogo y dejar de lado las armas.

Los pueblos originarios que sufrieron la conquista de la fe por parte de misioneros católicos también tuvieron su momento de reflexión en los edificios que rodean a la plaza San Pedro. Casi medio siglo después de su irrupción física y psicológica en América, la institución confesó al mundo que los cristianos destruyeron la forma de vida de los nativos.

Las mujeres, en tanto, recibieron las disculpas de la institución en 1995 cuando, mediante una carta, el Papa condenó a los responsables de la discriminación histórica a la que fueron sometidas. La aclaración vale para los “no pocos miembros de la Iglesia” que estuvieron involucrados.

Bajo este contexto de reflexiones centenarias, resulta cuanto menos llamativa la rápida asimilación del fenómeno digital por parte de una de las instituciones más conservadoras e inflexibles de la historia. A cuento de la actualidad y después de haber habilitado un canal en YouTube y en Facebook, el Papa se comunicó con sus sacerdotes y los instó a desembarcar en la web. “Queridos sacerdotes, les invito de nuevo a utilizar con sabiduría las extraordinarias posibilidades que ofrecen las comunicaciones modernas. El Señor les convierte en proclamadores apasionados del mensaje también en el nuevo Agora creado por los actuales medios de comunicación. A través de estos, el sacerdote puede dar a conocer la vida de la Iglesia y ayudar a las personas de hoy a descubrir el rostro de Cristo”, advirtió Benedicto XVI en un mensaje difundido en la celebración del 44 Día Mundial Católico de los Medios de Comunicación Social.

En tiempos en donde el control de los contenidos difundidos ya no puede ser manipulado con certeza por parte de las instituciones que siguen ostentando el poder, la Iglesia apunta a una inserción radical en la web. Por cada un contenido publicable a favor de ella, la institución se encuentra con 300 en contra. En un terreno enemigo, la Iglesia busca volver a evangelizar la hostilidad, práctica en la que tiene un importante prontuario de victorias.

¿Estamos frente al fin del poderío de la Iglesia? Definitivamente no. El entramado de relaciones de poder que supo cosechar a lo largo de su existencia la mantiene, todavía, en un estandarte difícil de desestabilizar. Sin embargo, la falta de renovación en las nuevas generaciones, hoy en terrenos cibernéticos, sí preocupa al máximo poder eclesiástico. En definitiva, las relaciones de poder sin fieles podrían ser figuritas devaluadas en algunas pocas décadas.

Armado y con toda la tecnología a su disposición, el Papa ya mandó a su ejército evangelizador a la selva cibernética en una suerte de cruzada 2.0. El tiempo dirá quién será el que logre contar la victoriosa hazaña, esta vez, desde una biblia digital.

4 comentarios:

Ale dijo...

Creo que la están perdiendo... se cumplirá el últimos siglo de la dominación religiosa?

Lu dijo...

Como siempre hablamos. Más allá de que yo sea una católica confesa, comparto con vos el repudio o al menos la crítica hacia la iglesia como institución. Me conmueve tu capacidad para "criticar a la institución, pero respetar las creencias de las personas". Hay muchos que critican todo y caen en el extremo que critican. Saludos enana.

Martin dijo...

Biblia digital se viene el eboooook¡

Lucho dijo...

Estaría bueno que el pongan a los sacerdotes filtros de pornografía infantil en los buscadores, digo... no sea cosa que caigan en la tentación, amennn