miércoles, 3 de febrero de 2010

EL BUSCADOR QUE PONE EN JAQUE A LOS DERECHOS DE AUTOR

Google News da batalla pero sigue perdiendo fuentes

Su reciente fusión con YouTube y el anuncio de la incorporación de pauta publicitaria despertó un sinfín de denuncias bajo el amparo del derecho a la propiedad intelectual. Pese a la complicada situación legal, Google News recibe más de 100 millones de visitas mensuales, cifra que supera a las plataformas televisivas y a los medios impresos que habilitaron su página en la Web.

En medio de una fuerte crisis de continuidad, los medios de comunicación –tanto digitales como tradicionales- encuentran hoy un nuevo enemigo: Google News. La aplicación desarrollada por el gigante de las búsquedas digitales tiene una estructura simple y que, en apariencia, beneficiaría a los hacedores de contenidos periodísticos. Del mismo modo en el que un usuario realiza una búsqueda convencional en Google, también puede buscar todas las noticias y contenidos –como imágenes o videos- relacionados a uno o varios términos. En principio, no habría controversia dado que los medios podrían incrementar sus visitas diarias al encontrarse con los lectores del buscador.

Pero la conducta de los “lectores golondrina” -así denominados por Rupert Murdoch, dueño de NewsCorp- pondría en jaque a la ecuación de Google. Según un informe realizado por Outsell, el 44% de los usuarios de Google News sólo lee los titulares de las noticias y opta por no ingresar a los sitios. Esta es una de las mayores trabas que encuentra el buscador para firmar la paz con los medios de comunicación quienes, de este modo, ofrecerían el servicio informativo sin siquiera recibir un ingreso en sus sitios. Sobre el tema, el buscador lanzó un comunicado en el que explicaba las infundadas críticas recibidas: “Ofrecemos miles de millones de ‘clicks’ cada mes a webs informativas que después se pueden monetizar. Sobre los contenidos, mostramos lo suficiente como para que los usuarios identifiquen las historias que les interesan con un titular, un fragmento y un enlace al sitio original para que puedan acceder a los sitios de noticias y leerlas enteras”.

En términos de continuidad, los medios se enfrentan hoy con nuevos lectores que presentan bajos índices de fidelidad. “Tenemos planeado hacer invisibles los titulares de nuestros periódicos al buscador Google porque los lectores que acceden desde ahí no son reales. Como no puede asegurarse la fidelidad, ¿cuál es la ventaja de tener un lector ocasional”, se pregunta Murdoch, un fiel defensor del cobro por contenidos en la Web.


Las batallas

El primer antecedente legal en contra del buscador de noticias fue protagonizado por France Presse quien denunció a Google por utilizar, sin permiso, sus titulares y fotografías. Dos años después del incidente, el buscador llegó a un acuerdo legal con algunas agencias de medios para poder, desde un marco jurídico, ofrecer los contenidos producidos por estas. De este modo France Presse y Associated Press, entre otras, incorporaban sus producciones a la aplicación de la empresa norteamericana.

Pese a la repercusión que tuvo la noticia, ese mismo año Google tuvo que aceptar una resolución legal del Gobierno belga que consideraba ilegal la publicación de los extractos de noticias de medios de aquel país, situación que llevó a la expulsión total de contenidos provenientes de Bélgica.

Luego de anunciar una posible inclusión de pauta publicitaria en el buscador de noticias, la Asociación Europea de Editores de Periódicos advirtió que se debían respetar los derechos de autor y que el buscador debía dividir las ganancias con quienes, a fin de cuentas, realizaban todo el trabajo. “Sin los contenidos de otros, servicios como Google News ni siquiera existirían”, explicaba el comunicado de la entidad.

Días atrás, el organismo italiano abocado a la defensa de la competencia denunció al buscador por eliminar de sus búsquedas generales a aquellos medios que han decidido no indexar sus servicios de noticias. En la misma línea y casi en simultáneo, AP anunció que no renovará su contrato informativo con la empresa a menos que la compañía acceda a una revisión casi total de los términos firmados en 2007.


Nueva polémica

Aunque todavía se encuentra en una fase beta –es decir, en un período de prueba- el buscador lanzó un nuevo servicio abocado a los contenidos realizados por los usuarios de redes sociales, llamado Google Social Search. Se trata de una nueva posibilidad de búsqueda que un usuario podrá experimentar desde el buscador central. Los resultados, esta vez, pertenecerán a los contenidos creados sólo por los contactos que el buscador haya cosechado en todas las redes sociales y blogs.

El objetivo de la nueva aplicación es poder conocer cuál es la opinión de los contactos del interesado sobre la búsqueda que pretende realizar. Por ejemplo, en caso de que el usuario realice una búsqueda sobre un nuevo estreno cinematográfico, esta aplicación le permitirá saber si sus “amistades” escribieron algo sobre el tema. Aunque todavía funciona de forma experimental y sólo incluye la información y links que cada usuario haya introducido en su perfil de Google, muchos comenzaron a debatir posibles demandas frente a la violación de la intimidad.

“Toda la información que aparece está publicada en la web. Esto quiere decir que puede ser encontrada si realmente se la busca. Lo que hemos hecho es unificar todo el contenido en un solo sitio para mejorar los resultados de las búsquedas”, explica Maureen Heymans, directora técnica del proyecto, y aclara: “Lo que hacemos es crear un círculo de amigos y contactos usando los enlaces del perfil público de Google Profile. Estos son los seguidores en Twitter o en FrienFeed. Los resultados son específicos para el buscador, por lo que el usuario deberá estar conectado a su cuenta de Google para poder utilizar estas búsquedas”.


Fuente: Adlatina

No hay comentarios: