sábado, 27 de marzo de 2010

Así no se puede...

Después de un año de “luto” –insértese: “doce meses de fiesta loca”- amiga vuelve al ruedo y busca una “relación estable”. En medio de la charla bien femenina, pregunta si tengo algún amigo para presentarle.

Después de un escaneo rápido, le digo que sí.

Ella: ¿Cómo es?

m.: Es un divino

Ella: Pero, ¿tiene casa?

m.: Es un divino

Ella: ¿Trabajo estable?

m.: Es un divino

Ella: ¿Auto?

m.: Es un divino

Ella: No, no me va a gustar

m.: ¿Buscás una pareja o un salvataje financiero?

Ella: Llega un momento en la vida de toda mujer… Bueno, presentámelo; no pierdo nada.

m.: No, no te lo presento un carajo

Ella: ¿Por qué?

m.: Porque es un DI VI NO

No hay comentarios: