domingo, 20 de junio de 2010

Qué feo es cuando...


Te encontrás chequeando el celular para ver si funciona por si llama... él.

Llegás al laburo y te dicen: "¿Estás bien? Tenés una carucha...".

Se aproxima el día de tu mudanza y tu madre te mira y dispara: "¿Cuándo te ibas vos?".

Llegaste al subte y te diste cuenta de que te dejaste el libro en la mesita de luz.

Salís con ese saquito de lana tan caro que te compraste y se larga a llover.

En un día de lluvia te das cuenta de que la suela de la bota está agujereada.

Arranca la racha "amorosa" en tu grupo de amigas.

Querés escribir y no tenés ni un gramo de inspiración.

Se refieren a vos como la "drogona".

Te encontrás con un ex y te dice: "Estás igual, no cambiaste en nada".
(Nota al margen: lareputamadrequetepariohijodelagranconchacomunitariadeoslo)

Tu mejor amigo te dice: "Sos un amigo".

No podés disimular que te gusta... él.

Hace mucho tiempo que no te emborrachas, ergo no te mandás cagadas tan importantes, ergo tu vida es muy aburrida.

Te das cuenta de que en un ataque de locura lo borraste del msn.

Planteás que vas a empezar terapia y te tiran un: "Era hora".

Volvés a experimentar el estado #minitah.

No estás en "esos días" y todos te preguntan: "Estás en esos días, ¿no?".
(Nota al margen: nohijodelaremilputanotodosmisproblemassonhormonales).

Leés por cuarta vez un libro y pensás que es algo normal.

Estás engripada y te morís de ganas de fumarte un pucho pero tu garganta está de paro.

Ves a "La loca de mierda" y te sentís identificada.

No hay comentarios: