viernes, 2 de julio de 2010

Un poema... impecable


Tú eliges el lugar de la herida
en donde hablamos nuestro silencio.
Tú haces de mi vida
esta ceremonia demasiado pura.

No hay comentarios: