sábado, 28 de agosto de 2010

Un café con Chan

Después de torturarnos la cabeza a diario, con Chan decidimos hacer lo mismo pero, esta vez, con una nueva escenografía.

Así, nos encontramos en un coqueto cafecito de Palermo y disfrutamos de nuestros momentos dramáticos con una cuota de humor.

A continuación, una selección de las frases. Aquellas, claro, que no fueron censuradas.

“No me cabe ni un poco que se haga el mister verga con esa mina”

“Te morís de ganas de que sea alguien que no es”

“Argolluda es una palabra excelente, sabelo”

“Si me faltaban materias, con este flaco me recibí”

“Tenés que recuperarte de tus pelotas mal ubicadas y mudarte”

“No son putos. Sencillamente la tienen muy fácil y están malcriados”

“Cuando empiezan a hablar de culos y w***a, sabés que estás en una charla de hombres”

“Pensá en tu complejo de electra. Con eso lo resolvés todo”

“Los amores y las pasiones ya no son lo que eran”

“Y lo sabés, son una vieja mula”

“Tengo un don muy aceitado para ver la realidad parcializada”

1 comentario:

orne dijo...

En esa epoca, vale aclarar, también estaba yo en Buenos Aires. Y mas de una vez cumplí con orgullo el papel de Psicologa. Manuelita, me juraste venirte a vivir a una casa antigua justo enfrente de la redacción del diario.

Orne