martes, 21 de diciembre de 2010

Ni laburo, ni independencia ni nada...

Uno se sabe adulto cuando te llaman del banco, te catalogan como “cliente bien considerado” y te ofrecen un seguro de vida.

No hay comentarios: