jueves, 7 de julio de 2011

Mirada de perogrullo

Me gusta jugar a perder la mirada y encontrarte de casualidad. Me gusta tu serenidad, tu caminata cansada. Me detienen tus manos, tu paso correcto. La entonación casi perfecta de tus escasas palabras. Me gusta tu toque distintivo, tu mirada de perogrullo. Todos tenemos ojos, lo sé, pero los tuyos tienen ese nosequé.

No hay comentarios: