martes, 11 de septiembre de 2012

Ilusión voluntariosa



Hoja en blanco. Sí, en este momento soy sólo eso. Una hoja en blanco, repito por dentro mientras transito las cuadras que separan la terminal de Constitución de mi trabajo. Ese momento de reflexión que me regala la rutina. Un suerte de entretenimiento mental que me ayuda a superar los grotescos piropos y evadir la culpa burguesa que me sugiere la temperatura ambiente. Todo, claro, porque ya descubrí que la distancia promedia los 765 pasos y las 843 baldosas. Sigo caminado. Ya más segura, como si me hubiera sacado un gran peso de encima. Piso con convicción. Levanto el mentón y cierro los ojos por milésimas de segundos. Disfruto del viento en la cara y, colapsada de aire fresco, me prendo un cigarrillo para sentirme acompañada en el trayecto. Pero la ilusión voluntariosa me dura sólo unos metros. Una hoja en blanco, insisto con desgano. ¿Y eso qué carajo significa?

1 comentario:

xeas dijo...

ESA MAMAZAAAA TE ESCRIBO TODA LA HOJA!!